La historia de “Matu”

Soy Paula, y ésta es la historia de Mateo…

Mi Nombre es Paula Lorena Lopez Castan, tengo 33 años y 3 hijos maravillosos, Malena, Mateo y Valentino. Tuve una hermosa infancia en el campo de mi Oma (mi bisabuela húngara). Son los recuerdos más hermosos que puedo tener,  como disfrutar la belleza de la sencillez en todo lo que hacíamos. Tengo momentos vívidos e inolvidables como ir a la granja,  robarme unas frutillas, lavarlas y comerlas enseguida. Y así con todas las frutas y verduras.  Quedaron en mis recuerdos y en mi corazón marcas de su maravillosa personalidad, un sol de persona, todas las vivencias y las  enseñanzas que me brindó de la cocina.

Conocí a mi marido Marcelo. Fui mamá de Malena, mi hija mayor. Luego de 5 años nace Mateo, con un embarazo normal, parto normal, y todo era precioso.

MATU 2

Al año y medio notamos que su lenguaje había desaparecido, tenía mucha hiperactividad, incremento de conductas repetitivas, umbral del dolor muy alto, y no media los riesgos (no le tenía miedo a nada). Así la psicopedagoga nos dio un diagnóstico presuntivo de TGD NE (Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado). Para nosotros fue un balde de agua fría.

Al tiempo el diagnóstico se confirmó, y empezamos a ver especialistas que indicaron realizar estudios, todos con resultados normales. Llegamos a un instituto donde hicimos terapia psicoanalítica, que en principio nos ayudó a sentirnos contenidos pero con el tiempo vimos que había que tomar otro rumbo. Así llega a nuestra familia una terapia relacional donde los padres son los directores del tratamiento.

Mientras tanto, tratando de despejar un poco mi cabeza, estudié Pastelería  Profesional, y me recibí sin imaginar este presente!!! Al poco tiempo nos enteramos de una dieta que ayudaba a los chicos que tienen un trastorno dentro del espectro autista. Investigamos, asistimos a jornadas nacionales e internacionales con profesionales especializados, comenzamos a comunicarnos con otras mamás, hasta llegar a la Fundación BioAbordajes del Autismo quienes nos ayudaron desde un principio. Enviamos muestras biológicas de Mateo al exterior para realizar algunos estudios que le dio a la Dra. Marcela Ronald la información necesaria para definir el tratamiento de Mateo. Así llegamos una dieta libre de gluten, caseína, azúcar, soja, colorantes, conservantes, aditivos y levaduras con Mateo. Sin ningún lugar a dudas, los cambios en él fueron INCREIBLES. Comenzó a incrementarse su contacto visual, bajó su hiperactividad y agresividad, aumentó su interés por socializar y comenzó a desarrollar su lenguaje verbal.

Entendimos que el mejor abordaje que podíamos ofrecerle a nuestro hijo es una combinación entre la alimentación libre de gluten, caseína, azúcar, colorantes y conservantes, y su terapia relacional.

Mateo es un chico feliz, y nosotros como familia estamos muy contentos de, finalmente, haber encontrado “el camino” para acompañarlo y ayudarlo en su crecimiento, desarrollo, y quizás, recuperación.video bio_10

Paula Lopez Castan


3 Comments

Analia Olszewski

2 julio, 2014 at 6:10 pm

Felicitaciones Paula!!! Sos un ejemplo. Imagino que hacer la dieta para todos debe ser muy complicado y sacrificado. Ojalá Mateo siga mejorando día a día. Abrazos para los cinco que ponen toda su buena VOLUNTAD. Besos…

    Bio

    2 julio, 2014 at 6:21 pm

    gracias, le pasaremos su mensaje a Paulita!!

Mery Aguilera

11 septiembre, 2014 at 2:30 am

Felicitaciones espero tener contacto pasamos po el mismo caso

Leave a Reply

Comprueba que no eres un robot * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Translate »